Ayer, cuando llegué a casa después de trabajar y de estar un rato en el Twittmad, me encontré con una enooooorme sorpresa en casa, más concretamente en la cocina; me encontré con esto:Y es que Luis había aprovechado el día libre para ir a comprar esta impresionante máquina de Nespresso... ¡una pasada de máquina! Él no se conforma con una ...sigue leyendo»