¡Pues sí! Hace unas semanas, sin casi pretenderlo, vimos un piso en alquiler aquí en el barrio (a la calle de al lado, vamos) de 4 habitaciones y algo más barato del que estamos pagando ahora y… ¡no pudimos resistirnos! Después de papeleos varios, ya que el alquiler se gestionaba desde la oficina de la vivienda de la Comunidad de Madrid (y es un auténtico rollazo, sinceramente), la semana que viene nos toca hacer la mudanza e irnos a vivir allí definitivamente, ole, ole, oleeeeee XD

Hemos estado haciendo una pre-mudanza, es decir, tirando ropa y cosas que vas almacenando y que realmente no necesitas transportar hasta la casa nueva y llevando ya algunas cosillas para allá, pero el día 16 de mayo es cuando hacemos la mudanza oficial y ya pasaremos la noche allí si todo va bien (y si no, también, porque las camas y los sofás estarán allí, jajajaja). Luego tocará visita a Ikea, porque nos faltan muuuuuchas cosas por comprar, pero bueno, poquito a poco la iremos poniendo bonita. En cuanto tengamos la casa un poco organizada (aunque sólo sea un poco, es que ahora está vacía ^^) ya os pongo fotos para que podáis verla.

Si no teníamos ya suficiente trabajo (estoy en la recta final de mi primer semestre en la UOC, de momento todo genial, además del curro, Buscándose, Japonismo, los blogs…), ahora va y nos cae la mudanza encima, pero era una oportunidad que no podíamos dejar escapar, la verdad. Mucho más espacio más barato y sin movernos del barrio, algo que era realmente importante ahora, que estamos en pleno proceso de solicitud de colegio para Eric… sí, sí… ¡que en septiembre ya empieza el cole! Hemos solicitado plaza en el colegio público que hay justo al lado de casa y el día 22 salen las listas y sabremos si ha sido admitido o no, pero eso… eso ya es para otra entrada.

Besotes,

Lau

Share