Hoy hemos pasado todo el día en la playa más bonita de Praslin (según todas las guías, páginas web y opiniones de gente), es decir, hemos pasado el día en Anse Lazio.

Eso sí, nos ha costado levantarnos un poquito y luego había que desayunar, así que a las 11h nos ha venido a buscar nuestro querido taxista para llevarnos a la playita, que está al otro extremo de la isla. A medio camino nos hemos encontrado con una trabajadora de nuestro hotel, la pobre llevaba más de una hora esperando el autobús, así que nuestro taxista nos ha preguntado si nos parecía bien que la acercáramos (puesto que su casa estaba de camino), así que durante un rato hemos ido los cuatro en el taxi tan ricamente, ^_^
Finalmente hemos llegado a Anse Lazio y sí… ¡es preciosa! Es una playa grandota y larga, de arena blanca y fina, con aguas turquesas y rocas de granito (que a Laura le siguen pareciendo de cartón-piedra, ^_^) y con un magnífico telón de fondo: palmeras y vegetación verde y más verde en las colinas… ¡una maravilla!
Anse Lazio_luis-3-2
Además, a pesar de ser la playa más bonita de Praslin, no estaba para nada masificada, así que lo hemos podido disfrutar mogollón, :))))
Anse Lazio_luis-2-2
La autofoto, para seguir con la tradición:
Anse Lazio-1
Básicamente nos hemos pasado la mañana en el agua, así que no hay mucho que contar. Eso sí, cuando no estábamos en el agua estábamos tan ricamente tumbados a la sombra bajo los árboles… ¡y se estaba de lujo! Y es que el sol pica…
Anse Lazio_luis-1
Eso sí, nos hemos dado dos largos paseos de punta a punta de la playa, cámara en mano, para hacer alguna fotillo de la playa… ¡es realmente preciosa!
A la hora de comer nos hemos decantado por uno de los dos (sí, ¡dos!) restaurantes de la zona: Bonbon Flume que la guía recomendaba encarecidamente. Y es un sitio genial, justo al lado del agua, suelo de arena, mesitas con sombrilla hecha de hojas de palmera… es decir, como estar en la playa mismo. Aquí tenéis a Laura mirando la carta:
Anse Lazio-2
Para comenzar, nos hemos pedido un plato típico de las Seychelles: pescado ahumado con vinagreta local que estaba de vicioooooooooo. Y de segundos, Luis quería pedir el tiburón, pero justamente hoy no tenían, así que se ha pedido otro plato típico de la zona: mejillones con salsa de fruta de la pasión. Yo, por mi parte, me he pedido otro plato tipiquísimo: calamar al curry con leche de coco… ¡qué delicia! Además iba todo acompañado de arroz blanco, ensalada y una especie de pasta de lentejas que no nos ha terminado de gustar demasiado (pero vaya, es lo primero que probamos que no nos gusta, así que no es mal resultado!!!!).
Anse Lazio-4
De postre, Luis se ha animado a probar otra delicatessen local: nougat de coco. Y para beber, cerveza local:
Anse Lazio-3
Después de comer, siestecilla debajo los árboles y una vez hecha la digestión, ¡de vuelta al agua! Allí hemos pasado un ratito más hasta que nuestro querido taxista ha venido a recogernos y traernos de vuelta al hotel.
Y aquí estamos. Ahora vamos a arreglarnos porque hoy salimos a cenar fuera a un restaurante llamado Cafe des Arts. Durante las dos primeras noches hemos cenado aquí en el hotel, donde tienen un menú cerrado a base de pescado que es impresionante… mira que a mí el pescado en principio no me va mucho, pero tal como lo hacen aquí… ¡es para chuparse los dedos! Así que nada, veremos qué tal cenamos hoy en este otro sitio.
Besotes,
L&L

Share