Último día en las Seychelles y como no podía ser de otra manera… ¡de puro relax! :) La crónica de hoy va a ser cortita, muy cortita, jejejejee. Y es que no hemos hecho mucho, aparte de disfrutar del hotel, la piscina y la playa, pero bueno, algo hay para contar, así que allá vamos.

Nos hemos levantado más o menos como ayer y hemos bajado a desayunar. Después del desayuno hemos dado un laaaaaaaargo paseo por la playa, nos la hemos recorrido entera, ¡qué cansancio! Caminar por la arena es bueno, pero cuando tus pies se hunden tanto… ¡cansa! El mar estaba bastante picado, así que había olas la mar de grandotas, pero todo le daba un toque muy chulo…
En la playa:
Mahe Dia_4-1

Persiguiendo a los pobres cangrejos:
Mahe Dia_4-2


Olas enooooormes hoy:
Mahe Dia_4-3
Vista general de la playa, antes de que levantara el dia:
Mahe Dia_4-4
Después del paseo hemos subido a la habitación y nos hemos dado un baño en la piscina y en la bañera de hidromasaje. Esto de tener tu propia piscina en tu terraza es una maravilla, bien podríamos acostumbrarnos, jejejejejee… Y así hemos pasado la mañana: dormitando, tomando el sol (cuando se ha levantado el día y ha salido), bañándonos en la piscina, dándonos un baño en la bañera de hidromasaje…
Mahe Dia_4-5
A la hora de comer hemos decidido que ya que era nuestro último día íbamos a pedir que nos subieran la comida a la habitación y comer en la terraza… y dicho y hecho. Hemos llamado al servicio de habitaciones (aquí llamado «in villa dining») y hemos pedido una pizza para Luis y unos espaguetis arrabiata para Laura. A la media hora han venido a ponernos la mesa y a traernos la comida, ¡genial comer en la terracita!
Mahe Dia_4-6
Un rato después, han venido a buscar los trastos y al tumbarnos en la hamaca de matrimonio que tenemos en la terraza… ¡nos hemos quedado dormidos! Siestecita al fresco, bajo la sombra de una palmera (que no sé si lo habíamos dicho pero es que en mitad de nuestra villa hay una palmera)… ¡qué vidorra!
Y poco más. Hemos pasado la tarde relajados en la piscina, viendo trozos de una peli, mirando un poco internet y… haciendo las maletas, qué rollo. Pero bueno, ya casi están hechas y todo listo para que mañana a las 6:45h nos venga a buscar un taxi y nos lleve al aeropuerto de Mahé, desde donde cogeremos el vuelo a París y de allí de vuelta a Madrid.
Después de hacer maletas y dejarlo todo listo para mañana, hemos ido a cenar algo. Laura no tenía mucho hambre y el MiniBicho ha luchado por mantener su espacio vital, así que poca cosa ha comido, la pobre… En el restaurante había buffet criollo o menú a la carta. Después de inspeccionar el buffet, que tenía muy buena pinta pero los platos de siempre, nos hemos decantado por la carta, aunque algunos hayan comido menos que otros, jejeje. Luis ha hecho una cena típicamente oriental con sushi y sashimi de entrante y capitán blanco caramelizado con soja y mirin, mientras que Laura ha probado una serie de entrantes orientales y después unos tortellini con setas.
Mahe Dia_4-10
Y hasta aquí. Subimos a la habitación y ahora vamos a ver una peli, antes de cerrar maletas e ir a dormir.
Cuando leáis esto estaremos ya de camino a Madrid, de vuelta a casa. Han sido unas vacaciones maravillosas, lo hemos pasado súper bien y hemos disfrutado mogollón. Ha sido una buena «despedida» de esta vida que hemos vivido hasta ahora (6 años juntos, 5 viviendo en Madrid y 4 casados.. ¡y muchos viajes contados! No está mal, jejejeje) y una maravillosa «bienvenida» a la vida que viviremos a partir de enero, con la llegada de nuestro primer hijo… ¡qué ganas! Es realmente emocionante y sinceramente, no podemos esperar ^_^. Nuestra vida cambiará, está claro, pero a mejor, seguro. Y los viajes, también :)))))
Besos,
L&L

Share