Me gusta ir a la Pradera por San Isidro, aunque esté lleno de gente, aunque en el césped al final estés incómodo, aunque te cobren un riñón por un bocadillo de pan de ayer o por una cerveza a menudo mal tirada, aunque huela malo por las frituras de entresijos y otras cosas que prefiero no recordar. Me gusta ir a la Pradera y ver el ambiente y los chulazos y las chulazas paseando y el carácter ‘cutre’ de los puestos de comida, qué le vamos a hacer.

Este año hice muy pocas fotos, pero bueno, alguna dejo aquí para el recuerdo.

San Isidro 2015

San Isidro 2015

San Isidro 2015

San Isidro 2015

San Isidro 2015

San Isidro 2015

San Isidro 2015

Lau

Share