Como el miércoles nos lo pasamos tan, tan bien, el jueves 10 de septiembre decidimos pasar de nuevo el día con Gemma y sus hijos Joshua y Dylan y decidimos ir a ver dinosaurios al Museo de Historia Natural de Londres.

¿Y qué decir? Que el museo es im-pre-sio-nan-te y que no nos lo acabamos ni de coña (de hecho Eric y yo volvimos otro día para terminar de verlo :D), pero disfrutamos muchísimo de la zona dedicada a los dinosaurios, otros animales y la zona del cuerpo humano… ¡muy chulo todo!

Untitled

Al salir, nos sentamos un poco en el parque que hay al lado del museo y allí dejamos que los peques corrieran y jugaran (y se terminaran de cansar :D), mientras Gemma y yo charlábamos sin parar.

¡Lo que disfrutaron!

Share