La minireceta de hoy es una de las favoritas de Eric. Simplemente le encanta. Cuando le preparo este plato, se vuelve loco. Come y come y come y come. Y la verdad es que está bueno… siempre hago un poco más y luego, ¡me como yo los restos! Ñam, ñam, ñam.

Esta receta la saqué del fantástico recetario de Annabel Kermel titulado «Top 100 Baby Purées – 100 quick and easy meals for a healthy and happy baby«, una minireceta buenísima de verdad: pasta con atún tomate y beichamel de queso.

Pasta con atún, tomate y salsa de queso

Ingredientes

(En teoría para 3 porciones, pero dependerá del peque y de si queréis comer las sobras vosotros ^_^)

  • 40gr. de pasta pequeña (tipo fideuá gordita)
  • 40gr. de cebolla finamente picada
  • 100ml de salsa de tomate suave / passata
  • 200gr. de atún en aceite de oliva en lata, desmenuzado
  • 1 diente de ajo, pelado y machacado (opcional)

Para la beichamel de queso:

  • 150gr, de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de harina
  • 150ml de leche
  • 25gr de queso cheddar rallado

Preparación

  1. Cocer la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante, pero sin añadirle sal al agua.
  2. Preparar la beichamel de queso: derretir la mantequilla en una sartén grande y añadir la harina. Mezclar bien. Una vez se nos haya formado una especie de pasta, ir añadiendo poco a poco la leche e ir cocinando y removiendo hasta conseguir una beichamel suave. Quitar del fuego y añadir el queso rallado, para que se funda.
  3. Saltear la cebolla con el diente de ajo (opcional, dependerá de los sabores que le gusten a vuestro peque, a Eric le encanta con ajo) y cuando la cebolla esté pochada, añadir la salsa de tomate y el atún desmenuzado. Remover bien y dejar cocer unos pocos minutos.
  4. Añadir la beichamel de queso y remover bien para que quede una salsa homogénea.
  5. Añadir la pasta y mezclar bien con la salsa.

¡Y listo para comer! Es fácil, rápido y muy sabroso. Según el libro, además, el atún en lata es un buen nutriente (además de ser práctico ya que fácilmente lo podemos tener siempre en nuestra despensa), ya que es una excelente fuente de proteinas y vitaminas, especialmente la D y la B12, aunque al contrario que el atún fresco, el atún en lata no contiene omega-3.

Ya me diréis si a vuestros peques les gusta.

Un besote,

Lau

Share