La minireceta de hoy gusta a grandes y pequeños y es ideal para que nuestro minigastrofan coja la comida con sus manitas y vaya comiendo él solito. Naturalmente hay multitud de rellenos, hoy os traigo uno que a Eric le gustó muchísimo: empanadillas de calabacín, cebolla, huevo y queso.

10022011EricW59-60-20

Ingredientes

  • Un paquete de obleas para empanadillas
  • 4 rodajas de calabacín, cortado en trocitos pequeñitos
  • 2 rodajas de cebolla, cortada en trocitos pequeñitos
  • Un puñado de queso rallado
  • 1 cucharadas de tomate natural
  • 1 huevo

Preparación

  1. Pochamos la cebolla y el calabacín, que habremos cortado en trozos bien pequeñitos. A continuación, añadiremos una pizca de tomate natural y dejaremos que se fría con el calabacín y la cebolla. Reservamos.
  2. Seguidamente, pondremos las obleas encima de la encimera y con una cucharadita iremos poniendo una montañita de la mezcla de tomate, calabacín y cebolla en el centro de cada una de ellas.
  3. Ahora añadiremos un puñadito de queso rallado encima del relleno.
  4. Cerramos las obleas: doblamos por la mitad y con un tenedor, presionamos todo el borde para «cerrarlo».
  5. Colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal/de horno y pintamos con huevo batido.
  6. Metemos en el horno previamente calentado a 200º y dejamos hasta que estén doraditas. 
  7. ¡Y listo para servir!
10022011EricW59-60-28

Esperamos que os guste. Besos,

Lau

Share