Esta mañana, después de desayunar, nos hemos tenido que poner los abrigos porque hoy… ¡ha hecho un frío que pela en Miami! Pero frío, frío, eh… qué mal rollo, con lo bien que se está en la playita! Pero bueno, hemos aprovechado muy bien el día, no nos podemos quejar. Eso sí, hemos tenido que cambiar los planes que teníamos, pero al final nos ha salido un día redondo también :)

Al salir del hotel hemos ido paseando por Collins Avenue hasta coger Ocean Drive y seguir paseando hacia el extremo de South Beach. Casi al final, a la altura de Pier Park hemos visto a muchos surferos llegando y metiéndose en la playa, así que nos hemos dicho, «a ver si hay surferos por aquí» y cuando hemos llegado a la playa, ¡uaaaaaau! Decenas no, centenares de surferos que parecían hormiguitas en las aguas turquesas de South Pointe…

14122010miami_blog-35

¡Estaba todo lleno de manchitas negras!

14122010miami_blog-38

La verdad es que uno se puede pasar horas sentado en la playa viendo a los surferos ;)

14122010miami_blog-52
14122010miami_blog-61

Al cabo de un rato, hemos seguido nuestro paseo por South Pointe Park, que es simplemente precioso. Las vistas de las aguas turquesas, Fisher’s Island y el downtown a lo lejos son simplemente espectaculares.

14122010miami_blog-65
14122010miami_blog-75

Aprovechando que teníamos que darle la comida a Eric y que estábamos al lado, hemos entrado en un restaurante llamado Smith & Wollensky que da justo al mar, precioso. Allí nos hemos puesto las botas: hemos compartido vieiras selladas con vinagreta de cacahuete y un delicioso crab cake. De principales, Luis se ha decantado el bone-in rib eye dry-aged (28oz) y yo un fillet mignon con costra de gorgonzola. Lo hemos acompañado con la patata al horno más grande que hemos visto en nuestras vidas. Maaaaaadre mía. De postre hemos compartido el famoso key lime pie, que estaba simplemente delicioso.

14122010miami_blog-80 

Para bajar la comida, hemos decidido ir andando por la costa hasta llegar a la Miami Beach Marina. Y no, señores, no hemos visto el Slice of Life (broma solo apta para fans de Dexter ^_^).

14122010miami_blog-90

Las vistas desde allí, con el downtown a lo lejos y la MacArthur Causeway elevada eran simplemente espectaculares.

14122010miami_blog-92

Un poquito más al norte hemos podido ver las mansiones y los yates de Star Island, una de las islas para ricos y famosos que existen en Miami.

14122010miami_blog-93

De camino, hemos parado en The Whole Foods a comprar merienda para Eric (¡que se me había olvidado en el hotel!) y hemos paseado hasta Española Way, una calle «auténticamente española» rezaban los carteles y qué queréis que os diga, ¡parecía un parque temático! Si hasta las baldosas (traídas desde España) parecían falsas, jajajajaja:

14122010miami_blog-98

A Eric le tocaba merendar, así que nos hemos acercado al Starbucks de Ocean Drive a tomarnos alguna especialidad navideña y a darle la fruta y el yogur al peque. Y de paso le hemos dado a probar unas galletas especiales para bebés que he comprado en The Whole Foods… ¡y parece que le han gustado! :)

14122010miami_blog-105

Hemos vuelto al hotel a descansar y un rato más tarde hemos salido a dar un paseo por la zona al norte de nuestro hotel. Hemos pasado por Collins Park donde está la Biblioteca y el Miami City Ballet , que tiene un edificio súper chulo: clases enoooormes llenas de niñas y niños (y jóvenes) practicando ballet, con unos ventanales enormes que dan a la calle. Desde allí hemos dado unas cuentas vueltas por la zona (viendo la parte más residencial de la zona) y finalmente hemos vuelto al hotel, parando antes a comprar un par de kebabs para llevar. Y es que Eric estaba cansadísimo, así que baño, bibe y el peque se ha quedado fritísimo en la cuna a la de tres.

Yo termino esta crónica, leo un poco y a dormir también, jijijiji.

Besotes,
Lau (y Luis roncando en la cama pero despierto justo para la revisión del post y Eric durmiendo plácidamente en su cunita)

p.d. Más fotos en el álbum de Miami, :)

Share