Eric AMA el Prius. Desde que compramos el coche reconoce los Prius, aunque los vea de lejos en medio de millones de coches, y cuando ve al suyo se pone de un contento… empieza a saltar, a mover los brazos con intensidad y a gritar «el prius el prius».

Y eso es lo que pasó ayer.

Decidimos volver de la guarde andando porque el autobús tardaba 17 minutos (telita) y claro, al final pasamos por donde estaba aparcado el Prius. Eric corriendo, sonriendo, gritando «el prius, el prius» y al final añadió un «subiiiiiiiiiir» con una cara tremeeeenda, tremeeeeenda y claro, no nos pudimos resistir y le dejamos subir al coche…

Alguien ha visto el Prius aparcado y...

¡Ya he subido al prius!

… pero cuando le dijimos que el prius tenía que irse a dormir, ¡aaaaaay!

Y cuando le decimos que el Prius quiere dormir...

Noooooo, priiiiius priiiiiiiuuuuuuus… subiiiiiir….

Y al final…

Y claro, al final...

…vamos de paseo, piiii piii piii…

¿Queda claro quién manda, no?

Besos,

Lau

Share