Ayer me informaron de que a un compañero de PayPal le habían diagnosticado Gripe A y estaba en casa medicándose y cuidándose. Hasta aquí, «alarma» más o menos ‘normal’, pero claro, yo estoy embarazada de 15 semanas, soy denominado ‘grupo de riesgo’ y encima este chico me había dado un par de besos felicitándome el viernes pasado por el embarazo… total, que me acojoné.

Después de verificar con el padre de Elena (que es médico) que era mejor que yo tomara ciertas medidas, llamé a mi centro de salud y pedí hora para mi médico de cabecera para hoy. Intentaba estar tranquila y calmada, no tenía por qué pasar nada, pero estaba claro que tenía que ir al médico e informarme. Y hoy a las 13:10h he ido a mi centro de salud, a ver qué teníamos que hacer. Le he contado a la médico la situación y me ha comentado que iba a hablar con el centro de epidemiología de la Comunidad de Madrid para saber exactamente qué hacer, más que nada porque estoy embarazada y es un poco más complicado.

Hemos pasado varias horas esperando, pero he de decir que nos han tratado de fábula y mi médico ha sido una auténtica profesional. Me han dado una mascarilla (voy a lo Michael Jackson) y nos ha tocado esperar a que llegaran los profesionales del centro de epidemilogía que tenían que hacerme una prueba para certificar si había contagio o no.

A la hora, más o menos, ha venido una chica con su traje, su mascarilla, sus guantes… ¡cómo en una película! Y me ha dicho: «no te asustes» y yo «ay, madre» (coño, que no me diga que no me asuste y así no me asustaré, pero si me dice que no me asuste, pues me asusto, ^_^), luego me ha puesto un pañuelo encima del pecho y me ha dicho «por si acaso vomitas» y allí sí que me ha entrado el telele, como os podréis imaginar. ¿Vomitar? ¿Vomitar? ¿Qué clase de pueba me iba a hacer? Repetí «ay, madre» y me puse a temblar.

La prueba consiste en que te meten un palito por la nariz hasta llegar a la garganta. Es bastante desagradable, pero no es doloroso. Eso sí, al finalizar, me he puesto a llorar del estrés que tenía encima. Había estado muy tranquila durante todo el rato, pero al final supongo que de toda la tensión acumulada he acabado por llorar… aunque bueno, eso tampoco es novedad, porque ya sabéis que soy muy llorica y lloro por todo… :)))))

Así que nada, me han informado que en 48 horas me llamarán para darme los resultados. Si es negativo habrá una segunda prueba, para verificar que no sea un falso negativo; y si es positivo… pues ya me dirán qué hacer (nadie me ha querido hablar de ello, supongo que para no asustar). Así que nos toca esperar hasta el sábado y estar lo más tranquilos posible.

Ya véis qué experiencia. Mil quinientos y pico afectados en España y uno tiene que ser un compi de trabajo, ¡también es mala suerte la mía! :((((

Os iremos contando. De momento, ha sido una experiencia un tanto surrealista, casi como estar dentro de una película…

Besotes (espero que no infectados)
Lau

Share