El domingo 13 de septiembre Luis se marchaba a Nueva York por trabajo, así que decidimos acompañarle hasta la estación de Paddington, desde donde él cogería el Heathrow Express al aeropuerto.

Y si uno está en la estación de Paddington naturalmente se acuerda del osito Paddington, ¿verdad? Pues bien, en la estación que dio nombre a este famoso osito hay una tienda especializada en todo tipo de merchandising del osito Paddington, así que para allá fuimos a hacernos algunas fotos y comprar un cuento.

Eso sí, fue divertido porque Eric se sentó en el suelo de la tienda y ojeó todos los libros, uno a uno, hasta decidir con cuál se quedaba. Al final, el libro que cuenta el origen del osito Paddington, que leímos ahí mismo en la estación (¡lugar perfecto!) y hasta en el metro, mientras esperábamos nuestro tren :D

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

La idea era ir al parque después, pero Eric decidió quedarse en casa, releer su cuento y dibujar el osito Paddington, así que ahí se terminó nuestro domingo.

Eso sí, para cenar el peque hacía días que pedía espaguetis con tomate y espaguetis con tomate (y berenjena ^^) tuvo. Yo ensaladita y The X Factor en la tele para no echar tanto de menos a Luis.

¡Y así terminaba nuestra segunda semana en Londres!

Share