Este fin de semana ha estado dedicado a dos cosas: comidas y cenas con amigos y Fórmula 1.

El sábado, después de desayunar, fuimos al supermercado oriental que está en Príncipe Pío a comprar cuatro cosillas (bueno, debería decir 10 o 15, ^_^) y como no encontramos todo lo que buscábamos, cogimos el metro y fuimos hasta el supermercado japonés Tokyo-ya. Entre ambos sitios compramos un montón de cosas: hojas de alga nori, copos de bonito seco katsuobushi, mayonesa japonesa, salsa okonomiyaki, salsa takoyaki, harina para okonomiyaki, harina para takoyaki, bebida calpis, preparado de té verde para hacer helado, pastelitos de arroz mochi, galletas de arroz sembei, pan rallado japonés panko, empanadillas japonesas gyoza y alguna cosa más que se me olvida. Cargados, paramos un momento en El Corte Inglés para comprar alguna cosilla más «normal» y volver a casa corriendo a ver la clasificación de la Fórmula 1 (y gritar con Alonso, of course).

Y por qué tanta cosa japonesa/oriental, os estaréis preguntando… Pues porque por la noche habíamos invitado a Mario y Almu a cenar comida japonesa en casa. Mario era compi mío en Accenture, aunque dejó de ser un «compañero de trabajo» para convertirse en un buen amigo. Hacía siglos que les debíamos una cena japonesa en condiciones y finalmente pudimos ofrecérsela este fin de semana. El menú para la ocasión, cositas que uno no come normalmente en los restaurantes japoneses de Madrid:

* Takoyaki (bolitas de pulpo)
* Okonomiyaki (tortilla japonesa)
* Gyôza (empanadillas)
* Onigiri (bolas de arroz rellenas)

Y de postre:
* Pastelitos de mochi
* Helado de té verde casero
* Sake

Ya véis… ¡nos pusimos las botas! Lo divertido fue ver a Mario y Almu preparar los takoyaki… ¡qué risas! Ellos también prepararon algunos onigiri, así que creo que disfrutaron de lo lindo también aprendiendo a «preparar» ellos la comida… Fue una noche muy agradable y divertida que acabó a las 2:00am, cuando cansados, decidimos call it a day… ¡muchas gracias por venir, chicos! Y por tener tan buen saque y comer de todo, ^_^, así da gusto cocinar…

El domingo habíamos quedado para ir a casa de otro par de amigos Diego y Olga para comer y ver todos juntos la Fórmula 1. Para la ocasión, yo preparé otro okonomiyaki y Luis preparó su salsa brava, mientras que Diego y Olga pusieron la casa, un aperitivo buenísimo con un montón de cosas ricas, una crema de calabacín buenísima (hecha con la Thermomix) y un bizcocho delicioso (ejem, sí, también de la thermomix, jejejeje)… al final acabamos suuuuuper llenos de tanta comida. Disfrutamos viendo la F1, hasta que el motor de Alonso dijo adiós, :((((( Pero bueno, las penas, en compañía, siempre se llevan mejor. ¡Está divertido ver la F1 así! :D

Después de comer, pusimos una película y yo me quedé frita en el sofá (a pesar de todos mis intentos por mantenerme despierta). Estaba hecha polvo… ser mujer es un rollo, a veces, ^_^ Cuando desperté, la peli estaba casi terminando (sí, efectivamente, vi el principio y el final, jejejeje) y después nos fuimos a la terraza a tomar una copichuela y seguir charlando… Al final, llegamos a casa cerca de las diez de la noche… ¡un día estupendo! ¡Muchas gracias por la invitación, chicos!

En fin, un buenísimo fin de semana…

Besotes,
Lau
————-
Spent the weekend with friends and watching F1, so it was lovely. On Saturday, ex Accenture colleague and wife came to our house to enjoy a Japanese dinner and on Sunday we went to some friends’ house to watch F1 and have lunch together… it’s been perfect.

Love,
Lau

Share