35 semanas.

Hoy cumplimos 35 semanas.

Parece que fue ayer cuando nos hicimos la primera prueba de embarazo y flipamos colorines, ^_^, y ya estamos en la recta final… ¡empieza la cuenta atrás! Quedan exactamente 5 semanas, aunque yo estoy segura de que el parto será antes, ¡seguro! Y más si al final me tienen que hacer cesárea. Pero bueno, ya veremos, que en cualquier momento, Minibicho nos puede dar una sorpresa, jejejeje…

Esta semana es de médicos. El lunes, aprovechando el puente, fui a hacerme los últimos análisis (¡espero que sean los últimos!) porque vaya rollo esto de los análisis. Botecito de pipí, cinco tubitos de sangre y muestras vaginales y rectales. Sinceramente, ¿qué otra parte de mi cuerpo queda por analizar? :( Pero bueno, esperemos que todo salga bien y así esté todo «bajo control».

Hoy miércoles he ido al médico a recoger la baja (al fin tengo «oficialmente» la baja, me toca descansar y crear más líquido amniótico a ver si el peque se gira, aunque es complicado) y el viernes tenemos hora con el anestesista para hacer las pruebas típicas de pre-operatorio para la epidural (tanto si es parto vaginal como por cesárea), a ver qué tal va todo porque así lo tenemos todo listo para la revisión con el Dr. Vizcaíno el día 29.

Además, seguimos con el curso de preparación al parto, aunque ya van quedando menos clases (menos mal, porque ya empieza a ser cansado, ^_^). Mañana recuperamos la tercera clase de puericultura (que nos perdimos la semana pasada al ir al funeral de la madre de Luis) y tengo otra clase práctica… y ya casi casi sólo quedarán las clases prácticas de expulsivo… ¡si es que no queda nada!

Yo me encuentro bien. Si es cierto que las últimas semanas del tercer trimestre son las peores. Me pesa mucho la barriga, me oprime mucho la pelvis y me duele mucho al andar, además de los dolores de lumbares, claro. Dormir es imposible y me paso medio día meándome o con la sensación de querer mear, así que es un rollo. Cansancio y dolores, la peor combinación posible. Pero claro, tengo ganas de hacer cosas, de ir a comprarle cosillas a Minibicho y es complicado encontrar un equilibrio, pero bueno, hay que intentar encontrarlo porque el cuerpo de vez en cuando ya me dice que frene, ^_^.

En fin, ya veis. No hablo mucho del embarazo aquí en el blog, prefiero que Minibicho lo haga en el suyo, pero de vez en cuando me gusta actualizaros :)

Un beso,
Laura

Share