Viernes 10 de agosto de 2012

El viernes teníamos las entradas reservadas para ir al Museo Ghibli en Mitaka, ya que así evitábamos el fin de semana con, suponíamos, más gente (aunque el museo tiene un cupo fijo de visitantes al día, para intentar no masificar las visitas demasiado). Así que nos levantamos tempranito, desayunamos, cogimos nuestros bártulos y al tren. A la llegada a Mitaka podríamos haber cogido el autobús que te lleva desde la estación hasta el museo, pero decidimos ir dando un paseo y poder ver así un poco la zona.

Al llegar al museo Ghibli pensé que era como un cuento en el que nos colaríamos y pasaríamos toda la mañana.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-3

Llegando al Museo Ghibli por una entrada lateral.

Y ahí, a lo lejos, estaba Totoro y Eric cuando lo vio flipó, claro. Costó que mirara a la cámara, sólo tenía ojos para Totoro.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-4

Totorooooooooooooooooooooo.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-5

Es Totorooooooooooooooooo.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-7

¡Y Makkurokurosuke!

En el interior del museo no está permitido hacer fotos. Ellos te dicen que es para que estés al 100% viviendo la experiencia y te sientas como en un sueño, así que poca cosa os podemos mostrar… sólo diremos que Eric se lo pasó muy bien, especialmente en el enorme GatoBús, como era previsible.

Hicimos unos veinte minutos de cola que él esperó pacientemente mirando cómo otros niños subían y bajaban del enorme GatoBús de peluche.

Untitled

Esperando…

Y cuando le tocó a él, se volvió loco y no paró de saltar, de coger makkurokurosuke, de subir, bajar… y ¡ay! ay cuando fue el momento de bajar y dejar sitio a más niños… Eric se escondió dentro del bus y por más que intentaron sacarle, él solo gritaba «no». Hasta que al final le cogieron, claro, y se puso a llorar y a gritar como un loco. Ejem. XD

El disgusto le duró media hora, maaaaaaadre mía. A ver, sí es verdad que todos los niños japoneses en cuanto tuvieron que dejar el GatoBús lo hicieron sin rechistar, pero a favor de Eric diré que él era de lejos el más pequeño y eso también se nota :D

Después del GatoBus subimos por una escalera de caracol hasta el tejado, donde hay un maravilloso jardín y un soldado-robot de cinco metros de alto, como el de «Laputa Castillo en el Cielo» y finalmente entramos en el cine a ver un corto animado que a Eric le encantó (en un momento dijo algo en voz alta y todo el cine se rió, jejejejejee).

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-12

Luis y el robot.

Después de haber visto todas las zonas superiores, pasamos por el restaurante con la intención de comer algo, pero había una cola que telita, así que decidimos sentarnos en la terraza del café Mugiwaraboushi y pedir un par de perritos calientes (para eso no había cola). Mucha gente se lleva sus onigiri y su comida y la come allí mismo sin problema. Si volviera haría lo mismo.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-17

Eric y sus trenes, siempre (E2 y E4, nota friki :D)

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-23

Rincones del museo Ghibli.

Y finalmente bajamos a recoger el cochecito con la intención de salir, pero Eric vio una fuente de agua y… ¡imposible sacarle de ahí!

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-33

Patio interior.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-29

Agua…

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-30

¡Mira, papá, agua!

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-31

¡Cae el agua!

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-32

¡Repetimos!

Cuando conseguimos sacar a Eric de la fuente (nos costó algún que otro lloro), fuimos a un Lawson cercano a comprar algo de arroz para Eric y unos onigiri para nosotros y comimos sentados en un banco del cercano parque Inokashira. Una vez recuperadas las fuerzas, dejamos que Eric se echara la siesta en el cochecito dando un paseo por el parque Inokashira, que es realmente bonito.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-48

Parque Inokashira.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-47

Abuelos pintando en el Parque Inokashira.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-51

Barquitos cisne ^^

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-52

Descansando en el Parque Inokashira.

Estábamos cansadísimos, la verdad, pero decidimos coger el tren e ir hasta el centro de Tokio y pasar la tarde en Tokyo Dome City, una especie de parque de atracciones al lado del estadio Tokyo Dome y sinceramente, fue todo un acierto. Como Eric pudo dormir la siesta más o menos bien en el parque, cuando llegamos a Tokyo Dome City estaba relajado y feliz y… ¡cómo se lo pasó, madre mía!

Estuvimos un buen rato jugando con unas fuentes de agua y vapor de agua que le encantaron, claro… nos partimos de risa.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-67

¡Agua!

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-69

¡Aguaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-72

¡Que sale, que saleeeeeeeeeeeeee!

Estas fuentes funcionan cada media hora, más o menos, así que en cuanto hubo disfrutado del espectáculo, nos costó, pero le hicimos entender que teníamos que seguir viendo cosas chulas en Tokyo Dome City.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-86

Brrrruuuuum, bruuuuuuum.

Eso sí, cada fuente que veía era una agonía, porque ¡se quería meter! En una fuente normal, vamos… ains, jajajaja, qué obsesión tiene Eric con el agua! :D

Nos subimos a la noria, desde la que se tienen unas vistas preciosas del centro de Tokio.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-105

En la noria de Tokyo Dome City.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-106

El Tokyo Dome y Shinjuku, al fondo.

Y finalmente nos tumbamos en la explanada del Tokyo Dome a descansar un rato. Eric jugó con sus trenes mientras nosotros veíamos cómo el público entraba al estadio a ver un partido de beisbol.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-113

Tokyo Dome, con la montaña rusa y la noria.

Estábamos muy cansados de tanto andar, no os voy a engañar, pero sacamos fuerzas de no sé dónde y decidimos ir a Yurakucho a comer sushi en uno de los restaurantes situados debajo de las vías de la JR… ¡y cómo nos pusimos! Luis y Eric, en enero, cuando yo estuve en el cine y ellos fueron a hacer fotos de trenes, acabaron paseando por Ginza y por Yurakucho y vieron este restaurante, de la misma cadena que en el que comimos sushi en enero, en el mercado de Tsukiji, y claro, sabíamos que era delicioso.

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-121

Sushi para mí, ^^

Eric cenó algo de tempura, un onigiri que le compramos después y un plátano. Se notaba que ya comenzaba a estar cansado de comer y cenar siempre «fuera de casa» pobre ^^

10082012Tokio2_Ghibli&TDomeCity-120

A cenar tempura.

Y ale, al hotel de nuevo a darnos un baño, relajarnos y quedarnos fritos… Eric ocupando, como siempre, la cama en horizontal :D

Untitled

Modalidad: dormir en horizontal.

Besos,
Lau (y Luis y Eric)

Pd. Como siempre, tenéis todas las fotos aquí.

Share