Esta mañana nos hemos levantado con ganas de hacer de «cocinitas argiñaneros», así que nos hemos ido al Día a comprar ingredientes y hemos invadido la cocina.

Luis quería mostrar sus dotes de chef-Ikea, así que se ha puesto a cocinar las típicas «albóndigas suecas con salsa de arándanos». Yo tenía ganas de dedicarme un poco a la respostería, así que he preparado una receta que hacía mucho tiempo que no hacía/comía: la «coca» de mi madre. Y no, chicos, no. No me estoy refiriendo a la droga, ^_^, sino a una especie de bizcocho.

Luis estaba nervioso porque no sabía si sería capaz de hacer buena albondiguillas… ahí le tenéis cocinando…

Y aquí tenéis los resultados de nuestras recetas. La coca ha quedado muy buena, la verdad, aunque se ha echado en falta el moscatell o el anís (no teníamos, así que no hemos echado). Por otra parte, las albóndigas suecas de Luis han quedado también muy buenas… y la salsa de arándanos les daba un sabor fantástico!

¿Qué, envídia? Pues si queréis, todavía nos queda coca (naturalmente, es muy grande) y albóndigas (hemos congelado algunas y todo), así que ya sabéis… :DDD

Besitos

Lau y Luis

Share