Miércoles 10 de agosto

Hoy era el día escogido para dejar una de las maletas en el hotel de Boston, coger otra e irnos en coche hasta Cape Cod, donde vamos a pasar los próximos 4 días. Así que a las 9:30h hemos recogido el Kia Forte y después de hacerme un poco con él, hemos salido en dirección a Cape Cod. Gracias a las preparaciones que Luis había hecho con Google Streetview y el GPS del iPad, hemos salido de Boston sin ningún problema, llegado a Cape Cod correctamente y llegado al resort de Brewster (el Ocean Edge, para más señas) sin perdernos en ninguna ocasión ;)

Éste es el resort. En la esplanada principal todas las mañanas hay actividades… ¿no os suena un poco a Dirty Dancing?

10082011-CapeCodD1_1

Al llegar al resort nuestra habitación no estaba lista, así que hemos aprovechado para dar una vuelta por toda la zona y verlo más o menos todo, ¡que es enorme! El resort tiene dos zonas diferenciadas, la zona de la mansión y la zona de las villas. Nosotros estamos en la zona de la mansión,  que es la que tiene acceso a la playa (la zona de las villas tiene acceso más directo al campo de golf) que era la casita de una familia adinerada de la zona. Telita. Hemos visto donde está la piscina cubierta y la descubierta (pero climatizada, para que siempre puedas bañarte), el acceso a la playa, las pistas de tenis, hemos comido en la terraza de uno de los restaurantes (el Ocean Terrace) y hemos paseado hasta la otra zona del resort, para ver los restaurantes, las otras piscinas, etc… El sitio es tan grande que hay un shuttle bus que te va llevando de un sitio a otro :D Y en toooooodo el rato yo no he parado de decir que aquello parecía el resort de Dirty Dancing… ¡una pasada! No me digáis que no, entre las casas de madera, las actividades… ¿dónde está Patrick? :D

10082011-CapeCodD1_2

Al lado del resort, en una de las carreteras principales del cabo, hemos visto un par de bares y restaurantes y una gasolinera hecha supermercado. Allí hemos comprado una especie de flanes en los que ponía “tapioca” (era lo más parecido a un yogur que había) y mi instinto maternal me ha dicho que necesitaba un plan B para la merienda de Eric. Algo me decía que Eric iba a escupir esa especie de pudding, así que he comprado unas lonchas de jamón York gruesitas y ahumadas que tenían buena pinta.

Después del buen paseo y cuando ya habíamos visto todo y comenzábamos a estar un poco hartos de esperar, nos han avisado de que nuestra habitación en la zona oeste de la mansión (estamos en The West Wing :D) estaba lista así que para allá que hemos ido. La habitación está súper chula, con un baño enorme y una sala también muy grande… ¡y con terracita! Hemos dejado los trastos, deshecho la maleta y… ¡a la piscina! El día no estaba muy muy apetecible, pero teníamos ganas de piscina así que para allá que hemos ido… ¡y qué bien se estaba! Nos hemos bañado los tres y a la hora de la merienda, efectivamente Eric ha escupido el pudding de tapioca con lo que le he ofrecido un poco de jamón y… ¡lo ha devorado! Se ha comido dos cachos gruesos y tan pancho se ha quedado.

¡En la piscina!

10082011-CapeCodD1_3

Al rato, hemos subido a la habitación, Eric se ha echado la siesta mientras nosotros leíamos y cuando se ha despertado hemos aprovechado para ponernos en marcha: hoy era la pizza night en el Reef Café, así que hemos cogido el shuttle hasta allí y… ¡a cenar pizza! Nos hemos pedido una de pepperoni y otra llamada Buffalo Chicken con queso azul, jalapeños y trozos de alita de pollo con salsa picante (las Buffalo Chicken Wings de toda la vida) que era una bomba, y para acompañar y sentirnos más sanos, una ensalada césar que siempre sienta bien, jijijiji.

10082011-CapeCodD1_4

Eric ha estado pintando en el papel que le han dado y después, como yo me había traído su cuenco y su tenedor, ha devorado pizza… ¡y mucha! De hecho, pensábamos que después no cenaría mucha papilla (más que nada porque entre la merienda y la pizza, había comido mogollón), pero el tío se ha zampado su bibe de cereales así como quien no quiere la cosa… ¡la piscina le hace entrar hambre! :D

¡Pizzaaaaaa!

10082011-CapeCodD1_5

¡Ñaaaaaaaaaaam!

10082011-CapeCodD1_6

Y poco más… después de cenar, hemos decidido no coger el shuttle de vuelta a nuestra zona del hotel e ir dando un paseo tranquilamente (¡necesitábamos bajar tanta pizza! :D). Hemos puesto a Eric a dormir, nosotros hemos leído un ratito y…  ¡poco más! Mañana seguimos contando qué tal por Cape Cod, de momento la cosa promete ;)

Besos,

Lau

Share