Domingo 14 de agosto

Eric nos ha levantado como siempre sobre las siete y pico, así que después de darle su desayuno, prepararnos un café nosotros y cerrar todas las maletas hemos hecho el check out (que en el resort es levantar el teléfono y decir «nos vamos» ^_^) y hemos puesto rumbo hacia Boston, ya que hoy era el día en que volvíamos y queríamos aprovechar que teníamos coche para pasar por un centro comercial cercano a Boston llamado Burlington Mall.

Hemos llegado al centro comercial sobre las 10:30h con la sorpresa de que los domingos no abren hasta las 12h. Pero no nos hemos sentido muy estúpidos, ya que eso estaba más lleno que Las Ramblas en agosto, ^_^ y todo el mundo esperando a que abrieran, jejejejee. Hemos estado un ratito sentados en unos sofás esperando y sobre las 12h hemos aprovechando para ir al Johnny Rockets a comer, que Eric ya tenía hambre. Luis y yo hemos comido hamburguesa (of course) eso sí, sin patatas fritas hoy, así que para Eric hemos pedido unos hot dogs

Mamá, tengo hambreeeeeeeee…te voy a comeeeeeeer…

14082011-BostonD31

Hot-dogs… ñam, ñam…

14082011-BostonD32

Y después de comer, ¡a comprar! Primera parada Baby Gap para Eric, donde hemos comprado unas deportivas de Batman, una camiseta de Buzz Lightyear, otra de Batman, un polo pijín súper mono, unos vaqueros modernotes y una chaqueta típica de GAP. Después hemos ido a GAP donde yo me he comprado unos vaqueros y unos tops, a True Religion donde Luis se ha comprado unos vaqueros, a una tienda de zapatos donde tenían 50% de descuento en la segunda unidad (así que nos hemos rifado los dos, ^_^), a Victoria’s Secret donde me he comprado el último sujetador que ha salido (y que anuncian por todo lo alto y cuando lo compras lo dicen por los micros y todo, jajajajaja) y sí, como no, la tienda Lego, donde Eric ha dejado muy claro que quería una caja de animales del zoo de duplo (la ha cogido y no la ha soltado, así que… digno hijo de su padre, ^_^) y donde Luis se ha comprado varias cajas.

Cuando ya no queríamos comprar nada más (es un decir, uno siempre quiere comprar más), hemos cogido el coche y de vuelta a Boston al hotel Taj. El GPS nos ha llevado por Cambridge, hemos cruzado Harvard por la Massachussets Avenue y hemos cruzado el Harvard Bridge hasta llegar al hotel. Así que otra experiencia más con el coche: cruzar calles comerciales y llenas de gente, jejejeje. Al llegar, hemos dejado las llaves del coche al concierge y ellos se han encargado de devolverlo, así que perfecto. Hemos recogido la maleta que habíamos dejado aquí y subido hasta la planta 12 esta vez, donde Luis había reservado una suite con vistas a los jardines y al Boston Common… ¡maravilloso!

Hemos deshecho maletas y como ya era la hora de cenar hemos decidido acercarnos a una famosa steakhouse a ver si tenían hueco, la Smith & Wollensky (a la que ya habíamos ido en Miami). El comedor es espectacular, situado en un antiguo castillo de 1891 que era en origen la sede de los First Corps of Cadets y cuyo edificio aparece en la lista de monumentos históricos nacionales. La primera planta era la armería, por ejemplo, pero actualmente todo forma parte de los distintos salones del restaurante:

14082011-BostonD33

14082011-BostonD34

Allí nos hemos pedido un crab cake para compartir. Eric lo ha probado (se lo damos todo a probar…) y yo pensaba que no le gustaría pero… ¡le he encantado! No hacía más que abrir la boca para pedir más. Es un auténtico gourmand este niño, jejejejeje. De principales, Luis se ha pedido un dry-aged T-Bone y yo un filet mignon con gorgonzola que estaba simplemente espectacular. Para acompañar han caído unas truffle fries, que son patatas fritas pero con aceite de trufa. Otra vez pensábamos que Eric no las iba a querer pero… ejem, ejem, ¡no ha parado de comer patatas en toda la noche!

Tengo en las dos manos patatas fritas con trufa, como molo:

14082011-BostonD35

Y sí, vale, lo reconozco, nos hemos emborrachado un poquito. Que nos hemos tomado una botellita de vino tinto americano entre los dos (no, Eric no lo ha probado, ^_^) y estaba más ricooooooo…

14082011-BostonD37

En fin, espectacular restaurante. El servicio también muy bueno (nuestro camarero ha sido especialmente atento, pero todos eran muy simpáticos en general) y la comida deliciosa, además de que el edificio es una auténtica pasada.

Besos,
Lau

Share