El pasado miércoles teníamos planes muy especiales. Por un lado quería ver la celebración del día en que la Reina se convertiría en la monarca de mayor reinado de la monarquía británica; y por otro lado quería quedar con mi prima Gemma y sus dos hijos Joshua y Dylan, de visita a Londres desde Birmingham… y esto último me hacía MUCHA, MUCHA, MUCHA ilusión por razones obvias.

Por suerte, pudimos mezclarlo y compartirlo todo. Así, nos reunimos con Gemma y toda la tropa al lado del Big Ben, dispuestos a ver la procesión de barcos por el río Támesis llamada, elocuentemente, A Royal River Salute (algo así como ‘un saludo fluvial real’) que celebraba que el miércoles 9 de septiembre la Reina cumplía 63 años y 216 días en el trono, ¡toma ya!

Mientras esperábamos los barcos, Gemma y yo nos pusimos al día (hacía siglos que no nos veíamos ^^) y los peques comenzaron a hacer migas y, sinceramente, eso mereció mucho más la pena que la flota de barcos que vendría después. Y más si tenemos en cuenta que la ‘flotilla’ no era gran cosa, ¡vaya desilusión! Leyendo la información oficial, el evento parecía que iba a molar mogollón…

The procession will feature vessels such as Havengore and Gloriana, which participated in the Queen’s Diamond Jubilee River Pageant in 2012, as well as the fireboat, Massey Shaw. It will begin east of Tower Bridge at midday, with the vessels sounding their horns for one minute. The bridge will lift as a sign of respect and as the procession passes by HMS Belfast, a four gun salute will sound and Massey Shaw will shoot jets of water into the air.

… pero al cabo de un rato, nos cansamos de ver cuatro barcos mal puestos y decidimos irnos. Que sí, que vale, que había un par de ellos MUY chulos y unos bomberos que lanzaban chorros de agua, pero ya está ^^

Untitled

Untitled

Total, que como los peques tenían hambre, decidimos irnos al parque cercano (que también está cerca de casa) a comprar algo de comer, charlar nosotras y jugar los peques.

Untitled

Untitled

Y vaya si jugaron.

Share