Después de una serie de catastróficas desdichas en lo que se ha venido a llamar el HCS (Holocausto Camaril Seychelliano), y ante la cada vez más cercana llegada del MiniBicho, estábamos en un considerable brete, porque no teníamos nada decente con que poderle hacer fotos (y creedme, querremos hacerle muchas fotos).

La cámara compacta antigua que se salvó por no ir de viaje no está mal, pero es viejecita la pobre. Y la réflex antigua, una Canon 20D, aunque en su día era una maravilla, muestra los signos de sus alrededor de 5 años en el mercado, y 5 años en tecnología de cámaras digitales es una eternidad…
Así que, a pesar de la cantidad de gastos que se nos vienen ahora, no nos quedó más remedio que agenciarnos una cámara nueva. Idealmente pensábamos en una para Laura y otra para Luis, pero los gastos se disparaban, así que al final llegamos a una solución de compromiso: una única cámara que nos sirva a los dos, y que tiene de todo: limpieza del sensor para despreocuparnos al cambiar objetivos, buena ráfaga por si las moscas, flash con control inalámbrico de flashes esclavos, muchos puntos de enfoque, pantalla lcd con mucha resolución, nivel electrónico, grabación de vídeo, iso de buena calidad… Vamos, que ha caído la nueva Canon 7D, que al parecer se está vendiendo como churros.
Canon 7D-3
Ya os contaremos qué tal, aunque a medida que el MiniBicho vaya creciendo iréis viendo más y más fotos de él hechas con esta cámara. Lo que sí os podemos decir a bote pronto es que la cámara tiene una pinta impresionante. Sólida, con muchas opciones, buena ergonomía… A ver si se acaba ya nuestra mala pata tecnológica! :D
Canon 7D-2
De momento la cámara nos ha gustado mucho a los dos… así que veremos qué tal salen las fotos con ella :P
Besotes,
Luis y Lau

Share